domingo, 31 de diciembre de 2017

El gran Showman - No hay espectáculo mejor


Si en la historia del cine relacionamos a un director con espectáculo ese era Cecil B. De Mille. Su puesta en escena tan glamurosa y adornada era lo que más destacaba en sus películas. En 1952 De Mille dirigió 'El mayor espectáculo de mundo', película ambientada sobre el mundo del circo. Ganó un controvertido Oscar a la Mejor Película y junto a 'El fabuloso mundo del circo' (1964) y 'Trapecio' (1956) son las películas más representativas del mundo del circo (mención especial aparte a 'La parada de los monstruos' (1932), 'El circo' (1928) y 'Garras humanas' (1927). Pero ... ¿Cómo se originó el circo? ¿Quién lo creo? Esa figura se llamaba Phineas Taylor Barnum, un empresario americano que afirmaba: "Soy un showman por vocación... y el dinero no me convertirá en nada mejor". Lo que nos cuenta 'El gran Showman' es más bien una película levemente inspirada en el personaje y con un tono musical. Es la historia de un soñador que salió de la pobreza para convertise en un visionario y percibir que era lo que la gente quería ver en esos años. Creó un 'circo'. En principio un espectáculo de rarezas, es decir, de seres humanos con características particulares como "El Hombre más Pequeño del Mundo", "El Chico con Cara de Perro" y "La Mujer Barbuda". Durante el siglo XIX, el circo y posteriormente el vodevil eran lugares donde este tipo de personas podía exhibir sus rarezas o habilidades. Era gente rechazada por la sociedad y en ese circo encontraban un hogar.

'El gran Showman' se presenta como un musical que oscila entre el clásico y los ritmos actuales de Broadway. De escenas musicales donde la música y letra están integradas en lo que cuenta en la película hasta otras escenas que parecen más videoclips bien insertadas. Y en esa delgada línea, como si un trapecista fuera, se balancea 'El gran Showman'. Se sabe lo que Barnum realizó y 'El gran Showman' podría mostrarnos lo que impulsó a Barnum a realizar todo este espectáculo. Pero lo que nos ofrece es como Barnum quería demostrar a los demás, a la gente rica y al padre de su mujer, que podía hacer algo por sí mismo y ser exitoso. En medio de toda esta avalancha de números musicales, Jackman intenta transmitir las preocupaciones de Barnum sobre su validez social y además de mostrarnos un Barnum egoísta. Y es que esas canciones (unas 11 compuestas por Benj Pasek y Justin Paul, duo ganador del Oscar por 'La La Land') dificultan en ocasiones la trama.

Michael Gracey realiza su debut con 'El gran Showman' y es loable como maneja los momentos musicales con soltura, fluidez y dinamismo. Nada de florituras o alardes de más. Pero en cambio, esos números musicales hacen que todo se sienta apresurado y lo más importante, emocionalmente incompleta. Y es que durando una hora y 45 minutos la sensación que da 'El gran Showman' es que se queda corta. Al igual que 'Moulin Rouge' y 'La La Land', 'El gran Showman' posee un ritmo musical atrayente pero a diferencia de esas dos estupendas películas, no existe profundidad emocional, ni un desarrollo de personajes que habría fortalecido la historia. Y también una cuestión no menos importante: siendo un musical sus canciones o algunas de ellas deben mantenerse en nuestro recuerdo al salir de verla. "Come Alive" y "Never", son casi inmediatamente olvidadas tan pronto como las canciones terminan.

Dicho todo esto parece difícil no recomendar una película cuyos momentos musicales por sí mismos son puro espectáculo y coreografiados además con acrobacias aéreas de estilo circense. Es posible sentirse en un circo después de ver varios de esos momento musicales. Y es incuestionable el entusiasmo y carisma que le pone Hugh Jackman a 'El gran Showman'. Jackman no es un novato del musical. En su Australia natal ya destacó con 'Oklahoma!' y ganó un Tony por su actuación en 'The Boy from Oz. Y más reciente su intepretación galardonada con el Globo de Oro al Mejor Actor en 'Los Miserables'. Jackman está perfecto como Barnum. Su capacidad para cantar, bailar y actuar lo convierten en la elección perfecta. Es capaz de inyectar a Barnum de ese encanto particular que cala en el público aunque a veces parezca un poco egoísta. Y por otra parte está Zac Efron, el cual tampoco es ajeno al musical como por ejemplo en 'High School Musical' y que da vida a Phillip Carlyle, que se convierte en el socio comercial de Barnum. Y entre Jackman y Efron se establece una química especial ya desde el momento en que se conocen en un estupendo número musical en un pub. Su duelo de baile es fantástico.

El resto del reparte sufre ese poco calado en sus personajes. Michelle Williams da vida a Charity, la mujer de Barnum, la cual parece desaprovechada. Rebeca Ferguson da vida a la cantante de ópera Jenny Lind y su momento más potente es vocalmente doblado por otra actriz. Zendaya como Anne Wheeler funciona en su relación con Zack Efron en las pocas escenas en las que puede profundizar sus emociones. Pero se coronan en un número musical brillantemente coreografiado con una cuerda. Y están los 'freaks', los bichos raros como Sam Humphreys como el hombres más pequeño del mundo o Keala Settle, que resulta poderosa como La Mujer Barbuda. Estos personajes deben aprender a sentirse cómodos y a aceptar quientes son sin importar los ojos de quienes les miran con rudeza. Aunque por otra parte estos personajes solo son necesarios para promover la historia de Barnum. Quizás si se hubieran puesto sus historias más por delante, con ese mensaje de aceptación de todas las personas si importas cuán diferentes sean, le hubiera dado a 'El gran Showman' un matiz más interesante.

A pesar de sus contras, 'El gran Showman' es una película perfecta para esta época del año: ligera, digerible, orientada a la familia, sencilla, sin muchas estridencias. Y que si la ves queriendo disfrutar de un espectáculo visual y de número musicales maravillosamente coreografiados puede ser una gran opción. No va a ser el mejor musical de la historia, eso sin duda, pero si un buen musical en cuanto a ésto se refiere.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vivien Leigh - A Dios pongo por testigo

"Algunos críticos consideraron adecuado decir que era una gran actriz. Pensé que era algo tonto y malvado que decir porque ponía muc...