jueves, 31 de enero de 2019

Green Book - Valor para cambiar el corazón de las personas


Seguramente al leer el apellido Farrelly a muchos nos venga a la mente comedias como 'Algo pasa con Mary', 'Dos tontos muy tontos' y 'Yo, yo mismo e Irene' entre otras. Pero en la última década las películas de estos hermanos fueron bastante irregulares. Quizás buscando algo de respetabilidad o tal vez intentando hacer un cine diferente a aquellas comedias, Peter Farrelly, uno de los hermanos, ofrece con 'Green Book' una película que mezcla el drama con un toque de comedia y abordando temas como el racismo y los prejuicios mostrándolos a través de la amistad especial entre dos hombres de diferente raza, pensamientos y maneras de afrentar sus vidas.  En 'Green Book', Peter Farrely sigue una narrativa convencional establecida en ciertos clichés con la esperanza de proporcionar una experiencia visual agradable para el espectador y que cale en el espectador tratando de entender los males estadounidenses. Esos temas racistas y también homofóbicos que estuvieron presentes en Estados Unidos en los años 60, siguen siendo relevantes y vigentes hoy en día y Farrelly lo envuelve en una historia sincera.


Peter Farrelly parte de un guión original escrito por él mismo junto con Nick Vallelonga (hijo de uno de los protagonistas reales) y Brian Hayes Currie, basándose en la historia real de Tony Lip y Don Shirley. El libro al que hace referencia el título es una guía turística para viajeros afroamericanoss: 'The Negro Motorist Green Book'. En ella se enumeraban los hoteles, albergues y restaurantes que servían y hospedaban a clientes negros. Con esa guía, Tony Lip tiene que orientarse en su viaje como chófer de Don durante varias semanas a través de Kentucky, Tennessee o Mississippi, estados donde la segregación racial era más intensa. 'Green Book' nos narra ese viaje de Lip y Shirley hacia el sur donde el drama y la comedia es entre estos dos hombres. En principio se nos muestra a Tony como racista y a Don en una posición de superioridad. El contraste entre ambos no es sutil, más bien es muy evidente. Don, un pianista negro, es sofisticado y educado. Es un intelectual sin paciencia para la vulgaridad y el descuido. También es gay aunque ese aspecto lo maneja con discreción. Tony es casi una caricatura del hombre de familia italoamericana. Es voluble, emocional, fuma y come constantemente o ambas cosas al mismo tiempo. 'Green Book' parece invitar a la comparación con 'Paseando a Miss Daisy' pero es diferente. De hecho es más similar a las comedias de Gene Wilder y Richard Pryor de los años 70 y 80 e incluso a 'Fugitivos' (1958), protagonizada por Sidney Poitier y Tony Curtis donde eran presos fugados en el profundo sur de Estados Unidos.

Después de esas introducciones sobre como son los personajes, 'Green Book' se convierte en una road movie donde Tony y Don forman una extraña pareja en ese viaje complicado por el sur. Los modales despreocupados de Tony van variando cuando observa el racismo y la hipocresía que sufre Don, el cual está abandonado en hoteles segregados y sufre por la condición de su color de piel. Peter Farrelly es consciente de lo habituales que son estas historias de racismo y enfoca más la película en los prejuicios entre ambos viajeros. De esa colisión de puntos de vista distintos, de la raza y la educación recibida surge algo de comedia donde Mahershala Ali y Viggo Mortensen manejan esas diferencias de una manera amable. Principalmente 'Green Book' está mostrada a través de los ojos de un blanco que descubre lo terrible que puede ser el racismo y que las personas negras son humanas y dignas de respeto. Aunque  en ocasiones se muestra a Tony como el arquetipo del 'salvador blanco', el guión mantiene un sentido claro de ambos personajes, en parte porque se basa en una historia real pero en 'Green Book' promueve el valor para cambiar el corazón de las personas. No asume el racismo con un enfoque de confrontación como la reciente 'Infiltrado en el KKKlan' y se puede argumentar que 'Green Book' pretende aplacar en lugar de desafiar a los espectadores blancos. Después de todo, es una película reconfortante por el hecho de ver al principio que Tony, racista y con ideas prejuiciosas, a medida que viaja con Don aprende sobre las experiencias y opresiones que sufren los negros.

Lo fácil sería decir que es otra película superficial sobre un hombre blanco que aprende que el racismo es malo. Y 'Green Book' se basa más en los prejuicios y la hipocresía. En como a través de ese viaje problemático el ingenio y el encanto que desprenden Viggo MortensenMahershala Ali nos muestra que cada persona puede aprender de la otra, de como ideas preconcebidas sobre un raza, etnia y estrato social se van superando con experiencias. Viggo Mortensen capta a la perfección las actitudes, gestos y acentos italianos del Bronx como si fuera un familiar directo de los Soprano. Y Mahershala Ali es más reservado, contenido y pulcro en su manera de moverse y actuar. Es un placer ver como estos dos actores se complementan con los gestos del otro y ver como afrentan juntos finalmente la hipocresía de una sociedad racista en la cual Don es válido para tocar el piano y disfrutar de su música, pero no para usar el servicio, cambiarse en un sitio apropiado y comer junto al resto de personas.

'Green Book' puede que no sea revolucionaria en los que muestra, que los clichés sean los habituales en películas de esta temática y que podría haber sido más profunda. Es la crónica de dos hombres de mundos opuestos que encuentran puntos de común, una preciosa historia de amistad sincera y conmovedora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

'Melodías de Broadway (1953)', That´s entertainment !!!

' Melodías de Broadway ' (1953) ( The Band Wagon ) es la perfecta historia sobre el montaje de un espectáculo. Reunió a toda la g...